Superman / Shazam! First Thunder #1-4, 2005

Es curioso, pero de alguna forma he sentido que DC comics siempre ha querido presentar la relación entre Captain Marvel y Superman de forma antagónica, tal vez porque sus poderes y diseño son muy similares lo que sirve para colocarlos en extremos opuestos, tal vez todo esto derivado de aquella vieja rivalidad de la era dorada en la que el Capitán arrasaba en popularidad (y por mucho) a Superman cuando los personajes representaban editoriales competidoras, quizás es un resentimiento implícito de aquellos tiempos que llevo a situaciones como la acusación que Marvel era plagio del hombre de acero (y de la creación de Marvelman/Miracleman mejor ni hablamos), tal vez antagónico no es exactamente el termino correcto para describir la forma como han realizado trabajos con este entrañable personaje, pero lo que si es cierto nunca lo han utilizado ni como un gran aliado de Superman, ni como un personaje con una importancia semejable, de hecho, sin ir mas lejos creo que desde su adquisición por parte de DC nunca han utilizado al Capitán Marvel a su máximo potencial, que mayor prueba reciente de eso que de los nuevos 52 títulos lanzados en el nuevo universo de DC ninguno de ellos contiene al gran Capitán.

En fin, todo esto viene porque siempre me ha parecido que Marvel y Superman serian un gran complemento uno del otro para la realización de múltiples historias y este comic first thunder es exactamente la prueba numero 1 de mi argumento. Esta mini-serie del año 2005 fue escrita por Judd Winick con arte de Joshua Middleton y nos muestra el primer encuentro canónico (obviamente post-crisis que es cuando la tierra-S o tierra-Fawcett hogar de toda la familia Marvel fue incorporada al universo normal de DC conocido mejor como tierra-1 y por supuesto todo eso fue antes de que DC reiniciara todo su universo haciendo el contenido de este paréntesis una perdida de tiempo) entre Capitán Marvel y Superman. La historia contenida en first thunder es un simple relato en 4 números de algunos ladrones que roban ciertos aditamentos mágicos en varias ciudades por supuesto incluyendo Metrópolis y Fawcett, las dos ciudades de ambos héroes, lo que ocasiona obviamente el encuentro entre los dos pero rompiendo con la tradición en los libros de cómics de que el primer encuentro entre estos desata una riña, en este caso Marvel y Superman embonan de forma perfecta desde un comienzo, lo cual es mi parte predilecta de esta historia, el como se presenta la relación entre dos de los seres mas poderosos de su universo de una forma complementaria, debido a que la mayoría de las amenazas que se enfrentan en este libro son de origen místico como Sabbac y Eclipso lo cual es una debilidad de Superman, el Capitán tiene oportunidad de brillar y convertirse de inmediato en un gran aliado de el .

Obviamente no toda la historia trata de Marvel y Superman siendo mejores amigos yendo al cine y demás, (aunque no tendría queja de que existiera algún libro con ese concepto), también la historia involucra a los 2 villanos importantes como son Lex Luthor y Dr. Sivana, además vemos un poco de la vida de Billy Batson (la identidad secreta del Capitán) que genera una sub-trama un poco trágica para lo que es el tono usual de las historias de Marvel.

Un punto esencial en el argumento es el referente a la identidad del Capitán Marvel, Marvel en la era moderna no es realmente un personaje que sea reconocido por la persona común que no lee historietas, pero aun en los que si leen, la mayoría solo tiene un conocimiento marginal del mismo y este se limita a saber que el niño de 11 años Billy  Batson, al pronunciar las palabra mágica ¡Shazam! Se transforma en Capitán Marvel, pero si yo preguntara ¿El Capitán Marvel es Billy Batson crecido o es una personalidad distinta? Pocos sabrán la respuesta (es en serio, hagan la prueba, pregunten, no importa si es a un desconocido o si están hablando de otro tema, pregunten y van a ver una cara de confusión), pues bien, a partir de ahora tendrán la respuesta, originalmente cuando fue creado en la época dorada de los cómics en los años 40’s Marvel era una personalidad separada de Billy Batson, pero en este comic en particular y en la interpretación moderna del personaje, el Capitán mantiene la mente de Billy después de la transformación, ahora bien, pueden pensar que este aspecto del personaje no tiene mucha importancia pero esta historia no podría existir sin que el Capitán y Billy fueran el mismo. Como deben saber, los que somos fanáticos del mundo del arte secuencial no solemos tomar los cambios de la mejor manera, y en el caso de la identidad del Captain Marvel no es precisamente aceptada al 100% por todos sus lectores y yo me hubiera contado entre ellos hasta que leí esta historia, digo, previamente ya había leído varios títulos que incluían al Capitán como la liga de la justicia internacional en la que el personaje ya tenia definida esta característica, pero en aquellas series realmente no era relevante del todo, en cambio en esta historia nos muestra mas a fondo esta situación de cómo reaccionaria un niño con el físico omnipotente de un semi-dios y lo hace de una forma bastante plausible, pues al utilizar el conjuro de SHAZAM el adquiere los poderes de cada uno de los dioses o personajes que forman el acrónimo y que incluyen a Salomón y su sabiduría, y esto al menos para mi es una explicación suficiente del porque ningún otro héroe como por ejemplo Batman no tienen problemas con el trabajar al lado de un niño, un niño con toda la sabiduría de Salomón. Como había mencionado antes se muestra gran parte de la vida del pequeño Billy como un huérfano que vive en la calle y cuyo único amigo es otro joven de nombre Scott Cooper o Scott Okum (no es que no haya puesto atención a su nombre sino que Winick no se ponía de acuerdo en como llamar al personaje de un número a otro) y pues esto nos ayuda a entender y empatizar mas con el, pues aun cuando esto es parte de las viejas historias del personaje esto se traslada de mejor manera a un universo de DC con una atmosfera menos ligera de la presente en los libros originales y que también nos lleva al dramático desenlace de la historia y el revelar a Superman la verdadera identidad de Marvel.

mmm... alguien podría malinterpretar esos tres primeros paneles

Sin duda First thunder es una gran introducción para aquellos que no conocen tan bien al personaje de Captan Marvel, el arte de Middleton es muy bueno, mas apegado al estilo caricatura que al tradicional del comic occidental, y aunque hay quienes no les agrada tanto este estilo, pues este usualmente depende mas de quien proporciona los colores para lucir bien, en este caso es Middleton quien realiza todas las labores artísticas por lo que por ese lado no hay queja alguna (ya si no les gusta por ser el tipo de estilo pues ya nada se puede hacer), y en el aspecto de la escritura Judd Winick es un escritor sólido, coherente y experimentado, usualmente su estilo me provoca mas bostezos que otra cosa, pero este libro es la excepción (bueno, este y su serie  de Image Barry Ween) y me parece perfecto su trabajo, quizás Winick es mejor para mini series que para los grandes eventos que luego lo ponen a escribir, en todo caso First Thunder es una lectura bastante recomendable y en lo personal pienso que no hay suficiente amor para un gran personaje como el Capitán Marvel (en serio DC, ¿No podían usar uno de los 52 títulos para el Capitán? Hay 3 libros de Batman y como siete asociados incluyendo el de Batman Negro) por lo que si alguna vez tienen la oportunidad de checar lo relacionado con el Capitán Marvel y Shazam no la dejen pasar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseña y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Superman / Shazam! First Thunder #1-4, 2005

  1. No_sign dijo:

    Wow…

    Quizás fue culpa mía por leer esta saga como introducción al personaje del capitan marvel, pues luego de leer la nota no puedo sino pensar que el único modo de que esta serie resulte tan interesante para alguien debe ser tener aprecio por el personaje de antemano.
    Muchas situaciones me resultaron bastante tontas. Nunca leí nada del capitán asi que quizás sus villanos son siempre parecidos al doctor Sivana: un magnate, científico y presidente de las industrias que llevan su nombre; demasiados pergaminos para un hombrecillo bastante tonto, que no tiene mejor idea que enviar dos robots gigantes a destruir el centro solar (hecho que al parecer nadie se molesta en investigar, porque, qué tan difícil puede ser averiguar de dónde vinieron dos robots gigantes?). Una vez que nuestro villano averigua la identidad del capitan, en lugar de utilizar al mismo agente que consiguió la información para despacharlo discretamente, envía a un grupete de soldados que no se pueden acercar en silencio a un niño de 11 años sin ser descubiertos (por el niño, ni siquiera por el heroe).
    No leí muchos comics de Superman asi que quizás es algo normal, pero me resultó que Superman estaba actuando bastante fuera de su liga al estar deteniendo a unos ladrones de museos (mas allá de que finalmente sean cultistas de alguna secta satánica, él no parece saberlo cuando acude a detenerlos).
    La dinámica entre los dos héroes, y muy particularmente su conversación en el Everest me resultó una larguísima exposición de cómo y por qué sus poderes y habilidades son tan diferentes… siendo que en realidad son bastante similares. Seguro que hay diferencias, pero resulta muy antinatural que los personajes se enfoquen tanto en sus diferencias y no hagan siquiera mención de sus muy obvias similitudes, como si sus escritores quisieran asegurarse de que al lector no se le ocurra pensar que está ante dos superheroes con habilidades similares. Particularmente del lado de Billy; quien siendo un niño podría interesarle que su héroe vea que él también puede hacer las mismas cosas, pero en lugar de eso opta por maravillarse por los super sentidos de Superman, mientras que el otro héroe halaga la resistencia mágica de su contraparte; pero sin interesarse mucho tampoco por quien sea la persona que tiene a su lado.
    Me decepcionó que, aunque hacen un pequeño team-up para derrotar a dos monstruos azules sin mucha importancia cuando se conocen, cuando SABBAC finalmente despierta, de la nada aparece el villano Eclipso; lo que fuerza a los héroes a pelear cada uno por separado. No pude entender cuál era la relación entre los ladrones/cultistas y la aparición y posterior desaparición de Eclipso. La pelea con SABBAC es bastante aburrida, ya que claramente no hay forma de que el villano le haga daño alguno al capitan.

    La dualidad de Billy y su alterego resulta muy confusa. En ocasiones el Capitán habla y actúa como un niño de 11 años, pero en otras parece tan adulto como cualquier otro superhéroe. Seguramente esto se atribuye a que posee “la sabiduría de Salomón”, pero si el capitán realmente posee tal sabiduría, que tanto es Billy, y que tanto otra entidad totalmente diferente? Creo entender que pretendían que el capitan “sea” un niño de 11 años en el cuerpo y con los poderes de un superhéroe, pero la sabiduría de salomón destruye completamente la idea. Que tan “niño” es un “niño con la sabiduría de Salomon”?

    El final me pareció dentro de todo un final feliz acorde a las circunstancias, pero nada especial pues como mencioné al principio, la historia no hace demasiado por presentar sus personajes a alguien que no los conozca; simplemente no consigue hacerlos lo bastante interesantes para que el final sea mas conmovedor. Casi todos los acontecimientos de la historia son bastante tontos, los personajes hablan más sobre sus poderes que sobre ellos mismos, no hay mucho que me haga simpatizar con Billy mas allá de que es un niño (resulta incluso flojo el que el escritor asuma que uno debe de simpatizar con un personaje simplemente por ser un niño). La historia se hace más interesante cuando finalmente ocurre algo que afecta realmente a uno de los héroes. Y por ello resulta muy molesto, incluso forzado, que Superman se muestre indignado porque Marvel irrumpa en una comisaría y destruya los vidrios de un piso de oficinas (sin siquiera herir a nadie) teniendo en cuenta lo que lleva a eso.
    Incluso el discurso de Superman ante el mago Shazam no estaba tan mal, hasta que tuvo que mencionar que, a su criterio, un niño debería preocuparse por ir a la escuela y dormir temprano… cosa que el huérfano Billy Baston obviamente no hacía. De hecho, esa línea hace recordar que el chico es un huérfano que duerme en una estación de subterraneo abandonada, no tiene la vida que Superman describe, una vida que los poderes otorgados por el mago hayan podido arruinar.

    En fin, un tomo que los fanáticos seguramente podrán disfrutar, pero por experiencia propia no recomendado como introducción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s