Chain Gang War #1-12, 1993

Chain Gang War, como empezar a hablar de esta fugaz serie, pues justamente después de la entrada anterior trataba de recordar otras apariciones del Azrael-Batman fuera de los libros usuales y solo puedo enumerar el crossover con Punisher y esta serie, y si, solamente en un libro como este podía encajar Jean Paul Valley como invitado. La premisa básica es que Chain Gang es un trío de vigilantes que cansados de como se maneja la ley en su ciudad(que no recuerdo que la ciudad tuviera nombre pero seria algo como ciudad gotiquita) deciden tomar la situación en sus propias manos y hacer justicia por sus propios medios, si te parece original esta idea, primero déjame darte la bienvenida después de abandonar la cueva donde has estado viviendo, y segundo, te comento que hay un poco mas de que hablar de este comic.

El escritor a cargo es John Wagner, mejor conocido por su trabajo en la antología británica 2000 AD y específicamente la creación de Judge Dredd, su otro trabajo mas conocido es una historia violenta (A history of violence) por lo que se puede suponer que CGW no se queda corto en el aspecto de violencia, y para darle vida a sus guiones estaba el reverendo Dave Johnson (que si es reverendo, yo pensaba que era solo su apodo) quien entre otras labores fue el artista de Superman Red Son. Por lo que ven es un equipo creativo estelar el que por 12 números relatan una historia llena de balazos, acción y mas balazos (Gary Erskine y Federico Cueva dibujaron un par de números en lugar de Johnson que seguramente estaba dando un sermón o algo),¿Como es que había una serie con este talento y solo hasta ahora se enteran de su existencia? pues bien Chain Gang War tiene algunos problemas que no le permitieron por alguna u otra razón ser una serie longeva.

BRAKKA!, BRAKKA!, BRAKKA!,

Como explique anteriormente acerca de la premisa, la chain gang tiene como modus operandi el sorprender y atacar a un criminal, que usualmente es un mafioso poderoso y capturarlo para encerrarlo en una prisión habilitada dentro de una mansión (¡eso les enseñara criminales!), esto sirve para cargar la trama por los primeros tres números, y es de ahí que empiezan a surgir ciertos detalles y problemas con el libro, en principio porque uno como lector necesita cierto trasfondo primero para establecer al mafioso como el malo y segundo para que los personajes titulares sean aquellos a quienes el lector quiera apoyar, y en este caso eso no sucede ,al menos no desde el comienzo pues no pasan ni 6 paginas de casi nula exposición cuando las balas empiezan a correr como 6 tazas de café lo hacen por mi tracto digestivo en las mañanas (NOTA: Debo mejorar mis analogías). Ahora, no tengo ningún problema con que la acción comience desde la primera pagina, de hecho mientras mas directo mejor, pero cuando el personaje al que supuestamente debo echarle porras ya mato siete personas sin que siquiera sepa su nombre, va a ser un trayecto cuesta-arriba. Otro detalle aparte, es el mismo hecho de los mafiosos capturados, al ser esta una serie establecida con todas las de la ley en el universo DC repleto de villanos de todas categorías el hecho de que los primeros antagonistas sean mafiosos que no oponen mucha resistencia en las 3 capturas que hacen los de la Chain Gang, esto los hace parecer mas como “bullies” que como héroes. Realmente no fueron detalles tan graves como para hacerme abandonar la serie, después de todo, no soy tan masoquista para leer 12 números de algo que no disfruto (usualmente llego a diez y ya) y es en números posteriores que la serie toma vuelo.

Creo lo mejor de los subsecuentes números es la adición de ciertos “invitados” como Deathstroke the Terminator o la ya mencionada aparición de Batman pero sobretodo de Supervillanos en especifico de Crooked Man que si se hubiera hecho una traducción al español seria algo así como el Tío chueco, no solo logran crear verdaderas amenazas y antagonistas sino que crean un pequeño universo mas interesante de lo que se pudiera esperar y que de alguna forma me recordó un poco a lo que hizo Garth Ennis en la serie Hitman, son estos agregados el vehiculo para toda la acción hasta la culminación del doceavo número, y es este aspecto donde el libro no decepciona, haciéndole honor a su titulo es una guerra de principio a fin tal como lo prometen, es difícil encontrar un libro que no agote rápido sus escenarios pero aquí se las arreglan para variar la formula.

Los vilanos de la serie: Rumble, Suplex , Meltdown, Crooked Man y el mejor de todos Raw Meat que además es una gran opción de disfraz de Halloween

El ámbito donde el libro se queda corto pienso es la caracterización de los titulares, y es que los 3 personajes de la chain gang aun después de establecer sus razones y causas realmente nunca logran hacer “click”, cuando personajes realizan tantas acciones moralmente cuestionables como las que se realizan aquí los personajes deberían tener ciertas cualidades redimibles o de perdida un poco de carisma o simpatía, digo, no les haría mal hacer un chistorete de vez en cuando mientras le disparan a las rodillas de los maleantes. Es difícil para un lector, sobre todo uno de DC cómics aceptar situaciones como las presentadas, una cosa es aceptar las acciones de Judge Dredd como policía, juez y verdugo porque así esta establecido en su universo, son las reglas establecidas desde un principio y es la ley en un futuro distópico, no podemos culpar a un personaje por atenerse a las reglas impuestas por su sociedad, pero cuando eso lo trasladamos al idealista universo DC donde las reglas son otras es muy difícil empatizar con personajes sin una línea discernible entre lo bueno y lo malo, los personajes son unos psicópatas al mismo nivel que los criminales que están cazando ( de hecho estas palabras son dichas por uno de los mismos personajes cerca de la finalización del libro).

Nada define mejor a un héroe que golpear a una mujer

Aun con los problemas del libro creo que es difícil determinar el porque esta serie no fue exitosa, sus fallas y carencias no son mayores a lo presentado en otros contemporáneos, quizás la razón fue tan simple como que los diseños de los personajes son bastantes sobrios, no solo en comparación de las exageradas hombreras, armamento y musculatura de la época, sino aun con la estética tradicional de los cómics, por no decir que son bastantes planos mucho mas similares a lo que usaría alguien que de repente quiere ser un vigilante y toma lo primero que encuentra en su closet, y en una época en la que era mas importante la forma que el fondo en el mundo del cómic pues tal vez esa haya sido la mayor causa del fracaso comercial, no lo se, quizás solo faltaron unos pequeños ajustes o un nombre mas atractivo (Que tal: Blood Chain Gang War Vengeance!). En todo caso creo que fue para bien, siempre es mejor tener 12 números sólidos que 100 números inconsistentes, aun y cuando la serie no fue concebida pensada para esa duración creo que no le hubiera salido tan bien a Wagner, es posible que lo sienta así porque me leí los 12 números de un jalón pero también no creo que la premisa se hubiera podido alargar por muchos mas números, en fin, un brindis por una serie de la que nunca supimos si cumplió o no su máximo potencial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseña y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s