Amazing Spider-Man #248 (The kid who collects Spider-man), 1984

Y ahora un episodio muy especial de nuestro amistoso vecino el Hombre Araña.

Sin duda alguna una de las historias esenciales de Spiderman es la incluida en el número 248 de su serie regular, el cómic nos muestra en principio una batalla entre el arácnido y el villano mensual de ocasión ThunderBall, usualmente antagonista de Thor y miembro de la brigada de demolición posee las suficientes credenciales como para poner en serios aprietos al buen Spidey al menos durante un número (o medio número).

Honestamente ThunderBall nunca me pareció el villano mas practico, estoy totalmente conciente de que sus poderes son de origen asgardiano y eso le dan cierto grado de súper fuerza e invulnerabilidad pero aun así su elección de arma no me parece tan adecuada, una gran bola de demolición es visualmente impactante y un concepto inherentemente genial pero como arma para un hombre de proporciones normales no me convence, sobretodo por la forma en que era dibujada en ese entonces con una pequeñísima cadena como agarre, cual es el punto de tener una esfera de una tonelada con una cadena de esa longitud, mejor podría usarla como pelota de playa como forma de ataque. Oficialmente la longitud de la cadena según Marvel es de 4 pies o 1.2 metros la cual no se me hace suficientemente grande para poder girarla de forma segura por encima de la cabeza, yo lo sabre, tengo cierta experiencia en el ámbito y permítanme usar una historia de mi infancia para explicar mi sentir, cuando era niño mi madre como todas las madres tenia ciertos adornos distribuidos por toda la casa de entre los cuales destacaba una cachiporra , ahora, antes de que saquen conclusiones prematuras sobre el tipo de abuso físico que se impartía en mi hogar, la cachiporra era de forma ornamental de igual forma que aquellas personas que tienen armaduras en sus hogares no se las ponen para salir a cortar el pasto, pero la cachiporra de poco mas de un kilo de peso y una cadena de pequeña longitud comparable proporcionadamente a la de Thunderball era totalmente funcional, por lo que no tomo mucho tiempo para que mi hermano y yo la usáramos de la forma en que los dioses de la guerra pretendían que se usara, y déjenme decirles que no era un arma fácil de manipular, precisamente por el tamaño de la cadena era necesario girarla de tal forma que la postura que uno tomaba no era precisamente imponente y que si el Doctor Eliot Franklin (alias Thunderball) hubiera tomado una postura similar no solo hubiera recibido burlas de Spiderman sino hasta el estoico Thor no hubiera podido contener la risa, ahora, no estoy sugiriendo que un niño de 8 años y un adulto de fuerza sobrehumana sean iguales pero si que con un arma tan poco ortodoxa me parece extraño que Thunderball no se haya desnucado un par de veces en su carrera de villanía. Lamentablemente la historia de aquella cachiporra llego a su fin cuando mi madre decidió desecharla tras años de combates, obviamente preocupada por la seguridad de sus hijos aun y cuando tras años de uso salimos relativamente ilesos, si bien uno no recuerda sus propias conmociones cerebrales creo que la razón principal de mi madre para deshacerse de ella fue el miedo que sentía al vernos convertidos en maestros de combates y ser capaces de destronarla del yugo dominante que ejercía en el hogar, el punto que quiero demostrar es… ahora que lo pienso olviden todo lo que dije, la bola de demolición de Thunderball es una arma genial, solo necesita una cadena mas larga y ya.

Bien, dejando fuera historias absurdas de infancia y sin sentido aparente, Spiderman derrota a Thunderball de la forma que es común para el y sus historias, es decir en lugar de usar fuerza bruta utiliza su astucia e inteligencia para someterlo (hay que recordar que ThunderBall es un genio científico aunque no parezca demostrarlo en esta historia en particular), todo esto ocurre en la primera mitad del libro, y aunque bastante entretenido no es realmente una historia fuera de lo común, en realidad lo que hace este número memorable es lo que transcurre en la segunda mitad de el.

No, no me refiero a esa mitad

En esta parte de la historia Spiderman decide visitar a uno de sus fanáticos, un niño de nombre Tim Harrison quien es su mayor fan, Timmy colecciona todo lo relacionado al hombre araña que puede encontrar, mas que nada artículos de periódicos, fotografías y hasta una filmación de su aparición en televisión (aquella misma presentada en Amazing Fantasy # 15), Spidey comparte sus historias con Tim, entre ella la de su trágico origen con la muerte de su tío Ben, Spiderman pasa un buen rato entre historias, risas y tiene el sentido común de no platicarle a Timmy aquella ocasión en la que fue abusado sexualmente.

Skip Westcott : el máximo villano del Hombre Araña

Todo es bueno y divertido, seguramente el buen Spidey solo visito a este niño por ser uno de sus pocos fanáticos dentro de una ciudad que se traga las mentiras y difamaciones de Jonah Jameson, pero es ahí que hace su aparición una ultima revelación, el simpático Timmy Harrison tiene leucemia, una revelación que es, por decirlo en pocas palabras, una patada en las bolas. No voy a pretender que leí este número en el año que salio, al tener 2 años me faltaban un par para aprender a leer (y 6 mas para dominar el combate de cachiporra) de hecho la primera exposición que tuve de esta historia fue la adaptación hecha para la serie animada de los 90´s (que por cierto cambiaba el personaje de Timmy por una niña y que por la censura que plagaba esa caricatura ni siquiera había mención del cáncer)y aun así al leer la historia original no reduce para nada el impacto emocional y sentimental de la misma (quizás un poco, mas como una patada en el estomago que en las bolas) lo genial de historias como esta es que salían de la nada, no es como en la actualidad que las tramas de los números son revelada mucho antes y se arman equipos creativos para ocasiones especiales, en este caso el equipo creativo regular del libro (Cabe aclarar que en esta ocasión el arte de la 1era parte es realizado por el artista usual John Romita Jr. y la 2da parte por Ron Frenz)tuvo la visión de insertar una historia de gran valor humano entre peleas con Thunderball y Hobgoblin, hay que darle gran crédito al escritor Roger Stern por esta magnifica historia, de hecho toda esta etapa de Stern con el hombre Araña es bastante recomendable entre otras cosas por la inclusión de su creación el Hobgoblin.

En cuanto a la significancia de este número en la historia de spiderman pienso que a pesar de tener en ese entonces 20 años de haber sido creado esta es una historia de las que definen al personaje al igual que lo hacen el origen en Amazing Fantasy o la muerte de Gwen Stacy, representa lo mejor del personaje y el porque Peter Parker es un gran héroe, que se da tiempo entre combatir el crimen para hacer un gran impacto en la vida de un niño moribundo, esos son el tipo de valores que Spiderman debe mostrar en sus libros, no como en sus interpretaciones modernas que vende su matrimonio al diablo y es el eterno inmaduro soltero, no Spiderman es un héroe de corazón y esencialmente noble y ojala escritores actuales lo tomaran en cuenta, ahora si me permiten voy a limpiarme un poco las lagrimas y buscar cachiporras en eBay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseña y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Amazing Spider-Man #248 (The kid who collects Spider-man), 1984

  1. Esa historia la leí en una edición en español llamada ‘Lo Mejor de Spiderman Vol. 1’, y sí, es una de las mejores historias de Spidey. Esa antología está muy bien ¡Gran entrada!

    • Creo saber a que antología te refieres, es una que también incluye la historia original de Amazing Fantasy y la primera aparición de Kingpin, es una cualidad de los libros de Spiderman, no hay necesidad de ir muy lejos para encontrar sus mejores historias puesto que las mayoría están coleccionadas de alguna u otra forma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s