Los Universos de Shooter

Este es Jim Shooter:

Los que hayan leído cómics desde los ochentas o antes supongo deben identificarlo sin problemas, los que no quizás conozcan su nombre mas por su participación en la editorial Valiant comics que tuvo prominencia en los 90’s, en todo caso esta gigantesca figura fue durante muchos años el editor en jefe de Marvel comics, mas específicamente del año 1978 a 1987, ya con tan solo definir ese lapso uno puede comenzar a identificar la multitud de historias surgidas que pueden ser atribuidas a su mandato, desde la época dorada de X-men, quizás la mejor de Thor con Walt Simonson, las historias definitivas de Daredevil realizadas por Frank Miller, Byrne con los 4 fantásticos, Roger Stern con el hombre araña por tan solo mencionar algunas. Obviamente los mayores responsables de esos éxitos fueron los equipos creativos encargados de su realización, pero sin duda Shooter con el estilo de dirección que impuso en la editorial forjo el entorno adecuado para su concepción, y es que, a pesar de el malestar que le genero a tantas personas desde este puesto el señor Shooter, estoy convencido que su aporte al mundo del arte secuencial fue mucho mas positivo que negativo.  Ahora, no solo tomen mi palabra en cuanto a lo que provocaba este personaje, sino tomen como ejemplo el éxodo de artistas que dejaron Marvel para trabajar en la Distinguida Competencia durante su gestión, entre ellos John Byrne (quien tampoco nunca fue una perita en dulce) que plasmo su opinión sobre Shooter entre las paginas de la serie Legends de DC en el año 87, o que mayor prueba que el semi-exilio que ha sufrido en la industria, tan solo basta ver una página de un comic de aquella epoca para mas o menos percatarse de la opinion que se tenia de el:

A primera vista esa página aparentemente no tiene nada de malo, solo fue una pequeña broma, una charada de pintar al jefe como un dictador, específicamente el Dr. Doom, pero, hay tanto rencor implicito en esa imagen que solo falta que cobre vida y nos abofetee. En primera, la diferenciación que se hace de dibujar normalmente al equipo creativo y editorial del libro para despues rematar el chiste con Shooter como Victor Von Doom, desde ahí ya se observa entre broma y broma que hay algo mas, que Shooter no era parte de la “banda” o uno mas de los muchachos, pero aun mas allá de eso, el equipararlo con el mayor villano del universo Marvel (y tal vez de todos los cómics) no es algo que se tome a la ligera, es una grave acusación, que si bien hay cosas mas serias en la vida que ser comparado con un personaje ficticio, en el mundo de la historieta no existe mayor indicativo de la maldad encarnada en un ser, por eso mismo, sabiendo que quien leyera ese libro podría realizar esa identificación, era pues un señalamiento al lector, una carta de rescate escondida, un grito de ayuda para ser liberados de las garras de un tirano, en todo caso Shooter puede agradecer que no lo pintaran como Red Skull pues solo le faltaban las connotaciones Nazis. Probablemente este exagerando y leyendo mas entre líneas de un inofensivo chascarrillo, pero la cuestión es que las relaciones jefe-empleado usualmente no se prestan para ese tipo de situaciones aun en un entorno laboral mucho mas relajado como el que debió ser aquel para la realización de libros de historietas, si alguna vez pretendieron hacer una minúscula broma a costa de su jefe es muy posible que la incomodidad generada en el ambiente superó por mucho los de risas ocasionadas, y si nunca han presenciado una escena de este tipo, inténtenlo, en serio, hagan una comparación de su superior mas cercano con algún villano y/o referencia negativa similar a lo que seria el Dr. Doom, no tanto al extremo de mencionarlo en la misma línea con Pol Pot o Hitler (a menos que quieran el tiempo libre para poder atender ese blog que han tenido abandonado) pero si tal vez una leve mención del Sr. Burns de los Simpsons y luego me dicen hasta donde los llevo su chistorete. Pero bueno, el tema principal no es tanto el trabajo de Shooter como el mandamás de Marvel ni mis intentos de que los lectores de este blog pierdan su empleo en condiciones chuscas, sino mas bien, los conceptos propios de Jim Shooter como creativo, el por si mismo tuvo aportes interesantes y permanentes a la continuidad de diversos personajes, entre otros su trabajo en DC con la Legión de Superhéroes, el traje negro de Spider-man el cual fue usado en el muy popular crossover masivo que el mismo escribió titulado “Secret Wars”,  pero sin duda  uno de los proyectos mas ambiciosos e inherentemente interesantes del que fue partícipe es el de el “Nuevo Universo”.

En el año 1986 fue presentado con bombo y platillo una serie de 8 libros componentes de una nueva línea de libros impresos por Marvel y que se distinguía por no solo presentar franquicias y personajes nuevos, sino que estos mismo se encontraban fuera de la continuidad normal de Marvel separado de sus elementos mas populares y reconocidos, esto para formar su propio universo cohesivo y fuertemente entrelazado, y, como todos los universos de cómics que se han creado desde cero, fracaso estrepitosamente. Es complicado el señalar la razón especifica por la cual este experimento fracaso, si fue debido a que no tuvo el apoyo adecuado, si sus conceptos no eran accesibles para el lector promedio, o el ritmo de las historias era mas lento y menos frenético que el esperado en un comic normal, yo en lo personal pienso que la razón fue tan simple como la estética, es decir, hasta ese punto en la historia de Marvel como editorial se había destacado por tener un estilo único que lo diferencio de otras editoriales en particular de DC, un estilo mucho mas dinámico y colorido que transmitía mucha emoción, en ese entonces veías una portada de Marvel y esta sobresalía, pero en el caso de las portadas de todos los libros pertenecientes a la línea del nuevo universo, pues…

Desde el punto de vista meramente artístico no son malas portadas en lo absoluto, un poco planas o genéricas, definitivamente no es tu portada normal de Marvel, esto es algo mas parecido a algo que publicaría Gold Key Comics…retiro lo dicho, porque Gold Key usualmente usaba pinturas para sus libros de ciencia ficción, es algo mas como lo que publicaba Atlas/Seabord Comics, no lo se, tal vez nuevamente este leyendo mas de la cuenta, pero lo que si es cierto es que en cuestiones meramente cosméticas no hay razón alguna para elegir alguno de estos libros por encima de aquellos que contienen un personaje familiar y/o mas popular. Mas allá de las teorías mías, quizás el pecado mas grave de la línea en general fue el querer abarcar mas de lo que podían, el Nuevo Universo tenia preestablecidas ciertas reglas al no utilizar elementos usuales en las historietas como suelen ser seres extraterrestres, seres mitológicos y fantásticos además de que los eventos en estos libros transcurrían en tiempo real a diferencia de la flexible escala de tiempo utilizada en el universo regular de Marvel. Todas estas “reglas” si bien sonaban interesante en su concepción, ya en ejecución lo único que lograron fue el alienar o segmentar gran parte del grupo lector, porque estoy seguro que a diferencia de la actualidad, en ese periodo de finales de los 80’s la demografía consumidora de cómics estaba entre menores de 18 años quienes en su mayoría no podrían apreciar lo que estos libros ofrecían, por lo que se puede decir que estaban adelantados a su época, además que tampoco estaban libres de fallas. Pues si, aun y cuando el nuevo universo fue ampliamente promocionado en las paginas de todos los libros de Marvel ese fue su único impulso, puesto que la línea sufrió un fuerte golpe al serle recortado su presupuesto inicial lo que no le permitió formar el equipo estelar de escritores y dibujantes que hubiera querido Shooter, esto propicio que se hiciera un revoltijo entre los equipos creativos lo que a su vez conllevo a problemas de coherencia e irregularidad en los conceptos, que, si bien siempre hay un cierto grado de eso presente en la gran mayoría de los libros de cómics, cuando la solidez y continuidad eran un supuesto punto de venta de la línea, pues desde ahí comenzaron mal. Con todo esto dicho, los libros del nuevo universo en realidad no eran malos, pues si bien carecían de los nombres estelares al final quedaron en manos de gente muy capaz como el GENIAL Mark Gruenwald, Archie Goodwin, Tom DeFalco, etc. simplemente no eran libros hechos para alcanzar el estrellato.

¿Qué paso después? Pues que las bajas ventas de la línea se sumaron a otros conflictos que Shooter tenia, como las ya mencionadas fricciones con el personal, las licitaciones que se tenían en ese entonces para que Jack Kirby recobrara ciertos derechos de sus creaciones y que Shooter al ser el portavoz de la empresa buscaba negárselas lo que mancho aun mas su desprestigiada imagen en la industria y que al final todas estas causas en conjunto lo obligaron a abandonar su cargo… y por algún tiempo ese fue lo ultimo que se escucho de Jim Shooter .

Años después Marvel sufría de una de sus múltiples crisis económicas Shooter hizo el intento de comprar la editorial pero con la mala suerte para el que la subasta fue hacia otros ofrecientes , pero Shooter tal y como es no se iba a quedar con las ganas de quedarse sin su propia compañía de historietas por lo que fundo una nueva compañía que posteriormente se convertiría en la editorial Valiant. Valiant comics de principio publicaba libros con las licencias de personajes de Nintendo y de la WWF, que si bien son gigantes en sus propios medios, en el mundo de los cómics son el equivalente de películas tipo “B” o hasta de ficheras, aunque recuerdo que las historias de Nintendo (que además de Mario, Metroid, Zelda incluían al Capitán N de su caricatura del mismo nombre y hasta Little Mac de Punch Out) no eran del todo malas y que curiosamente eran vendidos con un empastado terrible mas propio de una enciclopedia (o hardcovers como lo llamarian los expertos). Obviamente la editorial no se iba a conformar con las sobras de los fanáticos de luchas y videojuegos y tras cierto tiempo transcurrido llevo a cabo su plan original de publicar sus propios cómics con personajes originales, y justo ahí Shooter volvió al quite armado con su experiencia tanto como editor en jefe y como creativo.

El universo de Valiant fue formado con muchos preceptos muy similares al del fallido nuevo universo, es decir una continuidad muy bien entrelazada con historias ejecutadas en tiempo real y orientado a la ciencia ficción con un enfoque en la ciencia en si, pero la mayor diferencia que hubo fue que Shooter tuvo el talento adecuado para el proyecto, gente como Bob Layton y Barry Windsor-Smith encabezaron los títulos como X-O Manowar, Shadowman, Harbinger, Solar, Magnus Robot Fighter y Turok (estos últimos no eran propios de Valiant sino licencias adquiridas), no solo eso, además el arte contenido en estos libros era del mismo estilo de sus contemporáneos y en algunos casos hasta de mayor calidad, la suma de estos elementos hizo que, aunque fuera por un fugaz momento, Valiant se convirtiera en la 3ra editorial de mayor importancia (superando a Image, Dark Horse y Malibu) y competir por los primeros lugares de ventas, lo que sirvió como una especie de lección para la industria por parte de Shooter de que no solo su estricto estilo gerencial aun funcionaba, sino que también se podía adaptar a los tiempos modernos y generar y cautivar un nuevo publico. Esto hubiera sido un final feliz para la historia de Shooter, pero para variar fue despedido de Valiant por diversos conflictos y blablabla, luego Valiant fue comprada por la compañía de videojuegos Acclaim que brillantemente lo llevo a la quiebra a la par de sus juegos. Shooter lo intento nuevamente con otra compañía llamada Defiant comics con la que no paso nada y desde entonces no mucho se ha sabido de el.

mmmmm.... ahora que lo pienso el arte no era tan distinto que el del nuevo universo

Es extraño que en una industria que usualmente otorga segundas oportunidades o hasta mas Shooter sea prácticamente el único que verdaderamente parece estar vetado por completo, si hasta Rob Liefeld actualmente tiene 2 libros en los anaqueles(y mas por venir), a Neal Adams lo dejan escribir y dibujar historias de Batman, Kevin Smith sigue viviendo de su nombre para que lo dejen escribir cómics, algún día hasta Chuck Austen va a reaparecer por ahí, y Shooter nada de nada, a veces alguna editorial le tira un hueso como un par de números de la Legión de superhéroes o recientemente Dark Horse que le iba dejar volver a escribir los personajes de licencias antiguas de Gold Key y Western(Magnus, Solar, etc.) pero que después se echaron para atrás, en fin, es una lastima porque a pesar de todo, que Shooter pudo haber sido tiránico en el modo de tratar de sus creativos, pudo ser renuente a regresarle sus derechos a Kirby, pero algo que siempre hizo fue tratar de entregar un producto de calidad y sobretodo mostraba un respeto por los lectores que difícilmente alguien mas ha mostrado en la actualidad, y pues siempre hará falta personas como el en todos los ámbitos, alguien que pueda llevar el papel de villano pero en el fondo hace el trabajo que es necesario pero nadie mas quiere hacer.

Anuncios
Publicado en Artículo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Superman / Shazam! First Thunder #1-4, 2005

Es curioso, pero de alguna forma he sentido que DC comics siempre ha querido presentar la relación entre Captain Marvel y Superman de forma antagónica, tal vez porque sus poderes y diseño son muy similares lo que sirve para colocarlos en extremos opuestos, tal vez todo esto derivado de aquella vieja rivalidad de la era dorada en la que el Capitán arrasaba en popularidad (y por mucho) a Superman cuando los personajes representaban editoriales competidoras, quizás es un resentimiento implícito de aquellos tiempos que llevo a situaciones como la acusación que Marvel era plagio del hombre de acero (y de la creación de Marvelman/Miracleman mejor ni hablamos), tal vez antagónico no es exactamente el termino correcto para describir la forma como han realizado trabajos con este entrañable personaje, pero lo que si es cierto nunca lo han utilizado ni como un gran aliado de Superman, ni como un personaje con una importancia semejable, de hecho, sin ir mas lejos creo que desde su adquisición por parte de DC nunca han utilizado al Capitán Marvel a su máximo potencial, que mayor prueba reciente de eso que de los nuevos 52 títulos lanzados en el nuevo universo de DC ninguno de ellos contiene al gran Capitán.

En fin, todo esto viene porque siempre me ha parecido que Marvel y Superman serian un gran complemento uno del otro para la realización de múltiples historias y este comic first thunder es exactamente la prueba numero 1 de mi argumento. Esta mini-serie del año 2005 fue escrita por Judd Winick con arte de Joshua Middleton y nos muestra el primer encuentro canónico (obviamente post-crisis que es cuando la tierra-S o tierra-Fawcett hogar de toda la familia Marvel fue incorporada al universo normal de DC conocido mejor como tierra-1 y por supuesto todo eso fue antes de que DC reiniciara todo su universo haciendo el contenido de este paréntesis una perdida de tiempo) entre Capitán Marvel y Superman. La historia contenida en first thunder es un simple relato en 4 números de algunos ladrones que roban ciertos aditamentos mágicos en varias ciudades por supuesto incluyendo Metrópolis y Fawcett, las dos ciudades de ambos héroes, lo que ocasiona obviamente el encuentro entre los dos pero rompiendo con la tradición en los libros de cómics de que el primer encuentro entre estos desata una riña, en este caso Marvel y Superman embonan de forma perfecta desde un comienzo, lo cual es mi parte predilecta de esta historia, el como se presenta la relación entre dos de los seres mas poderosos de su universo de una forma complementaria, debido a que la mayoría de las amenazas que se enfrentan en este libro son de origen místico como Sabbac y Eclipso lo cual es una debilidad de Superman, el Capitán tiene oportunidad de brillar y convertirse de inmediato en un gran aliado de el .

Obviamente no toda la historia trata de Marvel y Superman siendo mejores amigos yendo al cine y demás, (aunque no tendría queja de que existiera algún libro con ese concepto), también la historia involucra a los 2 villanos importantes como son Lex Luthor y Dr. Sivana, además vemos un poco de la vida de Billy Batson (la identidad secreta del Capitán) que genera una sub-trama un poco trágica para lo que es el tono usual de las historias de Marvel.

Un punto esencial en el argumento es el referente a la identidad del Capitán Marvel, Marvel en la era moderna no es realmente un personaje que sea reconocido por la persona común que no lee historietas, pero aun en los que si leen, la mayoría solo tiene un conocimiento marginal del mismo y este se limita a saber que el niño de 11 años Billy  Batson, al pronunciar las palabra mágica ¡Shazam! Se transforma en Capitán Marvel, pero si yo preguntara ¿El Capitán Marvel es Billy Batson crecido o es una personalidad distinta? Pocos sabrán la respuesta (es en serio, hagan la prueba, pregunten, no importa si es a un desconocido o si están hablando de otro tema, pregunten y van a ver una cara de confusión), pues bien, a partir de ahora tendrán la respuesta, originalmente cuando fue creado en la época dorada de los cómics en los años 40’s Marvel era una personalidad separada de Billy Batson, pero en este comic en particular y en la interpretación moderna del personaje, el Capitán mantiene la mente de Billy después de la transformación, ahora bien, pueden pensar que este aspecto del personaje no tiene mucha importancia pero esta historia no podría existir sin que el Capitán y Billy fueran el mismo. Como deben saber, los que somos fanáticos del mundo del arte secuencial no solemos tomar los cambios de la mejor manera, y en el caso de la identidad del Captain Marvel no es precisamente aceptada al 100% por todos sus lectores y yo me hubiera contado entre ellos hasta que leí esta historia, digo, previamente ya había leído varios títulos que incluían al Capitán como la liga de la justicia internacional en la que el personaje ya tenia definida esta característica, pero en aquellas series realmente no era relevante del todo, en cambio en esta historia nos muestra mas a fondo esta situación de cómo reaccionaria un niño con el físico omnipotente de un semi-dios y lo hace de una forma bastante plausible, pues al utilizar el conjuro de SHAZAM el adquiere los poderes de cada uno de los dioses o personajes que forman el acrónimo y que incluyen a Salomón y su sabiduría, y esto al menos para mi es una explicación suficiente del porque ningún otro héroe como por ejemplo Batman no tienen problemas con el trabajar al lado de un niño, un niño con toda la sabiduría de Salomón. Como había mencionado antes se muestra gran parte de la vida del pequeño Billy como un huérfano que vive en la calle y cuyo único amigo es otro joven de nombre Scott Cooper o Scott Okum (no es que no haya puesto atención a su nombre sino que Winick no se ponía de acuerdo en como llamar al personaje de un número a otro) y pues esto nos ayuda a entender y empatizar mas con el, pues aun cuando esto es parte de las viejas historias del personaje esto se traslada de mejor manera a un universo de DC con una atmosfera menos ligera de la presente en los libros originales y que también nos lleva al dramático desenlace de la historia y el revelar a Superman la verdadera identidad de Marvel.

mmm... alguien podría malinterpretar esos tres primeros paneles

Sin duda First thunder es una gran introducción para aquellos que no conocen tan bien al personaje de Captan Marvel, el arte de Middleton es muy bueno, mas apegado al estilo caricatura que al tradicional del comic occidental, y aunque hay quienes no les agrada tanto este estilo, pues este usualmente depende mas de quien proporciona los colores para lucir bien, en este caso es Middleton quien realiza todas las labores artísticas por lo que por ese lado no hay queja alguna (ya si no les gusta por ser el tipo de estilo pues ya nada se puede hacer), y en el aspecto de la escritura Judd Winick es un escritor sólido, coherente y experimentado, usualmente su estilo me provoca mas bostezos que otra cosa, pero este libro es la excepción (bueno, este y su serie  de Image Barry Ween) y me parece perfecto su trabajo, quizás Winick es mejor para mini series que para los grandes eventos que luego lo ponen a escribir, en todo caso First Thunder es una lectura bastante recomendable y en lo personal pienso que no hay suficiente amor para un gran personaje como el Capitán Marvel (en serio DC, ¿No podían usar uno de los 52 títulos para el Capitán? Hay 3 libros de Batman y como siete asociados incluyendo el de Batman Negro) por lo que si alguna vez tienen la oportunidad de checar lo relacionado con el Capitán Marvel y Shazam no la dejen pasar.

Publicado en Reseña | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Spawn #8-11, 1993

Aparentemente estoy en un festival de cómics del año 93, digo, realmente no me sorprende que la mayoría de cómics que he leído son de los noventas, pero si que coincidentemente sean específicamente de ese año en particular, me gusta pensar que he leído material de todas épocas pero son este tipo de revelaciones que me hacen percatarme de lo contrario…en fin, estoy muy viejo para arreglar esos desbalances en mi curriculum comiquero así que no me queda mas que aceptarlo y seguir adelante con esta entrada referente al engendro mejor conocido como Spawn.

Spawn la creación del afamado Todd McFarlane y producto de un momento histórico en el contexto de la industria del cómic. Como deben saber en el año de 1992 varios de los artistas mas importantes y populares que principalmente hacían su trabajo en Marvel abandonaron esta editorial en protesta de las políticas establecidas para fundar una nueva compañía denominada Image comics, y con este movimiento básicamente cambiaron la cara del mundo de los cómics, no tanto en la forma que uno pensaría con historias innovadoras, conceptos novedosos y arte ejemplar, pero si en cuestiones de derechos, autorías y principalmente lo referente a las propiedades intelectuales de los creadores de historietas, y que, al fin al cabo se puede decir tras casi 20 años de que esto transcurrió, que fue un cambio positivo para una evolución en la forma de trabajar en este medio, aunque los primeros títulos de Image además de Spawn fueron Youngblood y Savage Dragon , fue este el estandarte de lo que un personaje fuera de los dos grandes era capaz de alcanzar.

Decídete por favor

No voy a mentirles, yo en mi tierna infancia ilusamente llegue a pensar que Spawn iba a llegar a ser un personaje tan importante e icónico como Superman y Spider-man y basaba mi hipótesis no solo en su arrastrante popularidad inicial sino en el hecho de que su nombre comenzaba con “S” y terminaba en “an” con un “p” intermedia, lamentablemente(para todos) el mundo no sigue la lógica de mi cerebro a los 10 años y pues Spawn no llego a aquellos niveles, no quiere decir que el personaje no mantenga cierta popularidad y una fiel fanaticada pero jamás ingreso al inconsciente colectivo y a la cultura popular como aquellos 2 anteriormente mencionados, pero no fue por falta de esfuerzo, todo producto de la mercadotecnia que se pudo derivar de Spawn fue creado, y todo medio disponible para su exposición desde un largometraje Hollywoodense a una serie animada (y que en mi humilde opinión es la mejor versión del personaje)fue utilizado, en resumen obtuvo toda la atención que era posible de generar en los tiempos previos al Internet, hasta el mismo diseño del disfraz es un diseño bastante efectivo del cual no hay que ser muy observador para percatarse de las 2 grandes influencias Spider-man y Batman, aunado a todo esto, en lo relacionado al producto principal que en este caso era el libro de historietas, McFarlane utilizo otra maniobra impecable de mercadotecnia la cual fue contratar los servicios de los escritores mas prolíficos del momento para la realización de los 4 números de los que procederemos a hablar.

Los números del 8 al 11 correspondientes a la serie fueron escritos en orden por Alan Moore, Neil Gaiman, Dave Sim y Frank Miller, todos grandes escritores pero sin duda una gran disparidad en los estilos, lo cual no seria problema en historias individuales, pero en una historia secuencial con tan poco tiempo de haber iniciado como esta, quizás hubiera sido mejor idea realizarla con algunos números mas a cuestas, no se hasta que punto McFarlane les dio una línea definida a seguir  pero cada número es posible leerse en su cuenta sin necesidad de haber leído el anterior por lo que asumo que cada quien tuvo cierta libertad y licencias que se tomaron, es muy probable que esa fuera la intención inicial, traer a los grandes nombres para estos números y luego regresar a la trama normal, en todo caso fue un experimento interesante ver como cada autor interpretaba la serie.

El primero que entro al quite fue el legendario Alan Moore y aunque el personaje titular casi no hace aparición en el relato que le toco escribir, siempre es toda una experiencia leer lo que el mago barbón suele idear, en este caso la historia nos lleva a un trayecto junto con el recién fallecido Billy Kincaid, para quienes nunca leyeron la historia o vieron la (excelente) serie animada, Billy Kincaid era un asesino serial de niños quien se mantenía impune de sus crímenes porque era sobrino de un senador importante o algo así, por lo que Spawn toma cartas en el asunto y lo asesina de forma brutal con paletas de helado (porque Kincaid manejaba un camión de helados para realizar sus crímenes, no crean que las paletas eran las armas por elección de Spawn), dicho todo esto, la historia de Moore nos muestra lo que pasa con Kincaid en una de las capas del infierno, Kincaid y otros recién fallecidos hacen su camino dentro de un bosque del que presuntamente todos los muertos hacen su aparición, cada uno de los acompañantes de Kincaid son llevados a otras esferas del infierno por diversas razones, ya sea que les guste cantar himnos religiosos, tocar las plantas nativas o ser fanáticos de Elvis (Si, hay una esfera del infierno dedicada a esas personas), en fin, todo concluye cuando la única persona restante del grupo junto a Kincaid es una niña, a la que por supuesto intenta asesinar lo que le hace ganar a Kincaid un traje como el de Spawn para formar parte del ejercito de Maleboglia, a decir verdad es una historia un poco plana y sin tanto contenido aunque esto pudo ser ocasionado mas por la poca longitud que tuvo Moore para trabajar, lo optimo hubiera sido dejar que Moore desarrollara la idea por mas de un número, pues con todas las cualidades de Moore no es precisamente un escritor para un único libro de 22 páginas, aun así me imagino que su script fue tan detallado y kilométrico como acostumbra y que McFarlane hizo lo que quiso como el también acostumbraba.

por dios Kincaid, ponte algo de ropa, es un blog para todas las edades

Tras lo hecho por Moore, Neil Gaiman continuo con el papel de escritor invitado, y de las 4 historias,  esta es a mi parecer la mejor y la que sentó bases y precedentes importantes para futuras historias del personaje, para empezar Gaiman introduce el concepto y diseño de los “Ángeles” en el universo de Spawn, quienes, considerando la época no es sorprendente que sean mujeres en bikinis con tendencias violentas. Los otros 2 personajes cortesía de Gaiman fueron el Spawn Medieval y el conde Cogliostro, el primero es presentado de forma de flashback como un predecesor del Spawn actual al ser un soldado del infierno que aun presenta rastros de bondad y humanidad, lo que ocasiona su destrucción por parte del ángel Angela, el segundo funciona como una especie de mentor misterioso para Spawn quien tras 9 números todavía no tiene idea de que carajo esta pasando. Ahora bien, estos personajes y conceptos encajaban como anillo al dedo a la serie como para ser descartados, lo que llevo a un conflicto entre Gaiman y McFarlane sobre los derechos de los mismos, Gaiman tenia toda la razón de pelear por estos derechos pues al fin y al cabo fue el quien los escribió pero también McFarlane tenia un poco de razón, es decir, realmente el Spawn Medieval no es precisamente original, desde un punto de vista simplista es solo Spawn con armadura y Cogliostro estaba inspirado en Alessandro Cagliostro, pero en todo caso todo se arreglo en las cortes y quedaron ambos como creadores, en fin, fue un detalle bastante irónico considerando que los fundadores de Image era justamente por lo que habían peleado y un poco mas irónico cuando en el número siguiente Dave Sim y McFarlane nos echan un sermón sobre los personajes y sus creadores. Así es, después de Gaiman fue Dave Sim quien continuo con la estafeta, y para su historia Sim utilizo su creación Cerebus quien tiene la cualidad de poder participar en cualquier libro de historietas aunque sean de superhéroes o no, Cerebus lleva a Spawn por un trayecto particular para conocerse a si mismo, entre los puntos a destacar esta un panel que muestra una interacción con Superman, y que, aun y cuando siempre me ha gustado el arte de McFarlane me hace agradecer que nunca ha estado a cargo del hombre de acero, o aquel otro panel bastante polémico que muestra diversos personajes de historietas (o mas bien solo sus brazos) enjaulados y a sus creadores como aquellos que los pusieron en esa situación en lo que fue una critica no muy sutil a las 2 grandes editoriales, pero bueno si alguien tiene cierto derecho a tratar el tema es Dave Sim quien tenia años haciendo un trabajo de forma independiente, creo que esto ocasiono de alguna forma que este numero y el de Gaiman no fueron coleccionados precisamente por todo el desorden de derechos que se violaban o no.

No quiero contradecirlos, pero ni el Guasón ni el Dr. Pulpo son héroes precisamente

Así como el número de Moore considero que fue bastante regularzón en parte por los estilos muy simbólicos y la apertura del 4to muro y en parte por la carencia de acción, o sea, es un libro de historietas después de todo, y cuando después de 22 páginas nadie es golpeado en la cara o algo similar pues uno se siente un poco decepcionado, afortunadamente en el siguiente número esto es corregido con la aparición de Frank Miller… bueno quizás “afortunadamente” no sea la mejor palabra.

Frank Miller como el ultimo de los escritores realiza una historia de las que acostumbra, es decir una historia urbana orientada a la acción y un dialogo con muchas malas palabras, Spawn se encuentra entre el conflicto de dos pandillas rivales denominadas los nerds y los creeps, como este par de facciones hacen sus batallas en el callejón que Spawn llama su hogar e involuntariamente matan a un vago o dos, pues el buen Spawn se hace cargo de ambos bandos,  no hay mucho mas que agregar sobre esta trama (al final Spawn acaba con ellos sin muchas dificultades) y no hay que resaltar el hecho de que es una historia que en realidad no aporta mucho, hay quienes piensan que Miller ha ido en declive desde hace algún tiempo (y por algún tiempo se refieren a un par de décadas) y pues esta historia en particular y otros trabajos subsecuentes parecen dar la razón a ese pensamiento, pero tampoco creo que Miller  haya cambiado mucho desde sus inicios, es solo que tiene mucha ideas y conceptos recurrentes que a veces funcionan de gran forma y a veces simplemente se le pasa un poco la mano hasta volverse una parodia de si mismo, pero bueno, el tema es Spawn  y estos 4 números que nos dejaron ver un enfoque distinto a lo usual y que seria interesante verlo nuevamente en alguna otra serie.

Publicado en Reseña | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Villanos Olvidados

Aprovechamos este espacio para hacerle un homenaje a aquellos personajes quienes a pesar de que sus planes resultaron infructuosos, su elección de vestimenta no era la mas afortunada y su amenaza era casi nula, aun así jamás segaron en su empeño. En esta ocasión presentamos a Power Broker (¡Aplausos!) ¿Algunas palabras del homenajeado?

 

Power Broker aparentemente hizo su 1era aparición en The Thing # 35 y entre otras cosas luchó contra la Mole, Capitán America, Hulk, U.S.Agent, además de demostrar las amplias capacidades de los shorts de ciclismo (ob. cit. The Official Handbook of the Marvel Universe – Master Edition 21)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Chain Gang War #1-12, 1993

Chain Gang War, como empezar a hablar de esta fugaz serie, pues justamente después de la entrada anterior trataba de recordar otras apariciones del Azrael-Batman fuera de los libros usuales y solo puedo enumerar el crossover con Punisher y esta serie, y si, solamente en un libro como este podía encajar Jean Paul Valley como invitado. La premisa básica es que Chain Gang es un trío de vigilantes que cansados de como se maneja la ley en su ciudad(que no recuerdo que la ciudad tuviera nombre pero seria algo como ciudad gotiquita) deciden tomar la situación en sus propias manos y hacer justicia por sus propios medios, si te parece original esta idea, primero déjame darte la bienvenida después de abandonar la cueva donde has estado viviendo, y segundo, te comento que hay un poco mas de que hablar de este comic.

El escritor a cargo es John Wagner, mejor conocido por su trabajo en la antología británica 2000 AD y específicamente la creación de Judge Dredd, su otro trabajo mas conocido es una historia violenta (A history of violence) por lo que se puede suponer que CGW no se queda corto en el aspecto de violencia, y para darle vida a sus guiones estaba el reverendo Dave Johnson (que si es reverendo, yo pensaba que era solo su apodo) quien entre otras labores fue el artista de Superman Red Son. Por lo que ven es un equipo creativo estelar el que por 12 números relatan una historia llena de balazos, acción y mas balazos (Gary Erskine y Federico Cueva dibujaron un par de números en lugar de Johnson que seguramente estaba dando un sermón o algo),¿Como es que había una serie con este talento y solo hasta ahora se enteran de su existencia? pues bien Chain Gang War tiene algunos problemas que no le permitieron por alguna u otra razón ser una serie longeva.

BRAKKA!, BRAKKA!, BRAKKA!,

Como explique anteriormente acerca de la premisa, la chain gang tiene como modus operandi el sorprender y atacar a un criminal, que usualmente es un mafioso poderoso y capturarlo para encerrarlo en una prisión habilitada dentro de una mansión (¡eso les enseñara criminales!), esto sirve para cargar la trama por los primeros tres números, y es de ahí que empiezan a surgir ciertos detalles y problemas con el libro, en principio porque uno como lector necesita cierto trasfondo primero para establecer al mafioso como el malo y segundo para que los personajes titulares sean aquellos a quienes el lector quiera apoyar, y en este caso eso no sucede ,al menos no desde el comienzo pues no pasan ni 6 paginas de casi nula exposición cuando las balas empiezan a correr como 6 tazas de café lo hacen por mi tracto digestivo en las mañanas (NOTA: Debo mejorar mis analogías). Ahora, no tengo ningún problema con que la acción comience desde la primera pagina, de hecho mientras mas directo mejor, pero cuando el personaje al que supuestamente debo echarle porras ya mato siete personas sin que siquiera sepa su nombre, va a ser un trayecto cuesta-arriba. Otro detalle aparte, es el mismo hecho de los mafiosos capturados, al ser esta una serie establecida con todas las de la ley en el universo DC repleto de villanos de todas categorías el hecho de que los primeros antagonistas sean mafiosos que no oponen mucha resistencia en las 3 capturas que hacen los de la Chain Gang, esto los hace parecer mas como “bullies” que como héroes. Realmente no fueron detalles tan graves como para hacerme abandonar la serie, después de todo, no soy tan masoquista para leer 12 números de algo que no disfruto (usualmente llego a diez y ya) y es en números posteriores que la serie toma vuelo.

Creo lo mejor de los subsecuentes números es la adición de ciertos “invitados” como Deathstroke the Terminator o la ya mencionada aparición de Batman pero sobretodo de Supervillanos en especifico de Crooked Man que si se hubiera hecho una traducción al español seria algo así como el Tío chueco, no solo logran crear verdaderas amenazas y antagonistas sino que crean un pequeño universo mas interesante de lo que se pudiera esperar y que de alguna forma me recordó un poco a lo que hizo Garth Ennis en la serie Hitman, son estos agregados el vehiculo para toda la acción hasta la culminación del doceavo número, y es este aspecto donde el libro no decepciona, haciéndole honor a su titulo es una guerra de principio a fin tal como lo prometen, es difícil encontrar un libro que no agote rápido sus escenarios pero aquí se las arreglan para variar la formula.

Los vilanos de la serie: Rumble, Suplex , Meltdown, Crooked Man y el mejor de todos Raw Meat que además es una gran opción de disfraz de Halloween

El ámbito donde el libro se queda corto pienso es la caracterización de los titulares, y es que los 3 personajes de la chain gang aun después de establecer sus razones y causas realmente nunca logran hacer “click”, cuando personajes realizan tantas acciones moralmente cuestionables como las que se realizan aquí los personajes deberían tener ciertas cualidades redimibles o de perdida un poco de carisma o simpatía, digo, no les haría mal hacer un chistorete de vez en cuando mientras le disparan a las rodillas de los maleantes. Es difícil para un lector, sobre todo uno de DC cómics aceptar situaciones como las presentadas, una cosa es aceptar las acciones de Judge Dredd como policía, juez y verdugo porque así esta establecido en su universo, son las reglas establecidas desde un principio y es la ley en un futuro distópico, no podemos culpar a un personaje por atenerse a las reglas impuestas por su sociedad, pero cuando eso lo trasladamos al idealista universo DC donde las reglas son otras es muy difícil empatizar con personajes sin una línea discernible entre lo bueno y lo malo, los personajes son unos psicópatas al mismo nivel que los criminales que están cazando ( de hecho estas palabras son dichas por uno de los mismos personajes cerca de la finalización del libro).

Nada define mejor a un héroe que golpear a una mujer

Aun con los problemas del libro creo que es difícil determinar el porque esta serie no fue exitosa, sus fallas y carencias no son mayores a lo presentado en otros contemporáneos, quizás la razón fue tan simple como que los diseños de los personajes son bastantes sobrios, no solo en comparación de las exageradas hombreras, armamento y musculatura de la época, sino aun con la estética tradicional de los cómics, por no decir que son bastantes planos mucho mas similares a lo que usaría alguien que de repente quiere ser un vigilante y toma lo primero que encuentra en su closet, y en una época en la que era mas importante la forma que el fondo en el mundo del cómic pues tal vez esa haya sido la mayor causa del fracaso comercial, no lo se, quizás solo faltaron unos pequeños ajustes o un nombre mas atractivo (Que tal: Blood Chain Gang War Vengeance!). En todo caso creo que fue para bien, siempre es mejor tener 12 números sólidos que 100 números inconsistentes, aun y cuando la serie no fue concebida pensada para esa duración creo que no le hubiera salido tan bien a Wagner, es posible que lo sienta así porque me leí los 12 números de un jalón pero también no creo que la premisa se hubiera podido alargar por muchos mas números, en fin, un brindis por una serie de la que nunca supimos si cumplió o no su máximo potencial.

Publicado en Reseña | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Batman Knightfall, 1993

Es extraño que en este blog de cómics de las 8709 palabras escritas ninguna de ellas haya sido “Batman”, pues bien, eso va a cambiar justo ahora, y para ese fin hablaremos de Knightfall. ¿Y porque de la multitud de historias existentes y universalmente aclamadas del hombre murciélago elegí una que mas bien es considerada entre la mediocridad? Pues no se, me dieron ganas,  además con una historia no tan profunda como esta no hay necesidad de pretender que hay muchos mas conceptos subyacentes de lo que se presenta de inicio al lector, claro, como gran parte de las historias de Batman hay diversos componentes psicológicos y simbolismos pero en este caso creo que están expuestos de tal forma que hasta el mas lerdo de los lectores los puede identificar (que mayor prueba de eso que hasta puedo escribir esta entrada).

Entre otras cosas, personas hablando mediante calcetines

Knightfall como deben saber esta compuesto de 4 partes: Broken Bat, Who Rules the Night, Knightquest y Knightsend, cada uno de estos capítulos claramente separados por una pelea o evento importante para Batman (o el que traiga el disfraz de Batman), lo primero notable son los títulos que realmente son geniales y hasta se las arreglan para hacer juegos de palabras, pero bueno,  como nadie compra cómics solo basados en los títulos (…) procedemos a hablar de cosas mas sustanciosas.

En el lejano año de 1993 (Si, lejano y espero que los que estén leyendo esto se sientan tan viejos como yo) DC comics planifico 2 grandes eventos con sus dos personajes mas importantes obviamente con el objetivo de llevarles grandes historias a sus leales lectores (…) y tal vez elevar una pizca sus ventas, el primero de estos eventos fue La muerte de Superman que tuvo una cobertura mundial inusitada para un libro de historietas, por supuesto el segundo evento es del cual estamos hablando y nunca tuvo ni de cerca la misma cubertura que su predecesor, curiosamente fue una de las pocas ocasiones que el hombre de acero logro opacar a su pareja de World’s Finest , y es una lastima, porque de ambos libros sin duda el de Batman es el mejor de los dos.

La serie de Knightfall no es una obra maestra ni mucho menos, de hecho  no tuve problemas de llamarle mediocre un par de párrafos atrás, pero es mediocre en el buen sentido (Como cuando tu pareja te llama idiota pero “con cariño”, ¿Que? ¿No le pasa así a nadie mas?) de hecho la razón para darle ese adjetivo tiene mas que ver con la multitud de libros que fueron lanzados para esta saga (unos 80 aprox.), y es que cuando es tanto material generado la calidad va a ser fluctuante por la variedad de equipos creativos, lo que da como resultado algunos libros muy buenos y algunos otros que legalmente deberían ser catalogados como papel higiénico y no del acolchadito precisamente. Hablando de equipos creativos me es imposible nombrar de memoria a todos los involucrados pero cabe mencionar quienes realizaron el grueso del trabajo fueron Doug Moench, Chuck Dixon y Jim Aparo obviamente personas con un amplio conocimiento de cómo realizar un libro de Batman y en ese sentido no hay muchas quejas que hacer en esos apartados sobretodo considerando que seguramente gran parte de la historia ya estaba predeterminada independiente de si era el equipo encargado de Detective Comics o el equipo encargado de la serie normal, también recuerdo que el artista de gran parte de las portadas fue el buen Kelley Jones quien es imposible no identificar por la forma en que siempre dibuja Batman con unas orejas de 1 metro de altura (y que en lo personal a mi me gusta su estilo particular).

Si Batman, yo en tu lugar también estaría aterrado..., seguro

Entrando en detalles con la historia y su importancia en la cronología de Batman, lo primero a destacar fue la introducción de los dos personajes mas importantes de la saga junto con Batman: Jean-Paul Valley también llamado Azrael y Bane. Nunca he leído los números precedentes a Knightfall así que no estoy exactamente al tanto de como hicieron su aparición pero estoy casi seguro que no tiene mucha importancia, para cuando inicia la trama ya Jean-Paul Valley se encuentra viviendo en la mansión Wayne, lo cual no es sorprendente ya que Bruce tiende a adoptar niños que le roban las llantas a su coche, así que acoger en su hogar a un ex-asesino con un lavado de cerebro no es mucho problema, por otro lado que un villano como Bane arribe a ciudad gótica ,la máxima ciudad productora de dementes enmascarados tampoco debería sorprender a nadie. Tanto a Bane como Azrael son puestos rápidamente bajo los reflectores, de hecho para establecer rápidamente a Bane como amenaza utilizan un viejo truco en el mundo de los cómics de utilizar a un villano conocido como carne de cañón, en este caso el elegido fue Killer Croc, de hecho llevaron el truco un poco mas allá e hicieron una mini adaptación de un número de duración de aquella gran historia de Spiderman “Kraven Last Hunt”  con Bane como Kraven,  Croc como Vermin y Azrael como Spider-man (y creo que Robin como Mary Jane) pero mas allá de este número en especifico la mayor parte de la trama sigue a Batman combatiendo criminales como usualmente lo hace pero con Bane siendo el causante de la mayor parte de la problemática.

Bane es la parte focal de este primer episodio, si bien la idea de tener un villano como la contraparte de Batman ha sido una idea persistente a través de los años usualmente habían usado los extremos ya sea en lo ideológico, psicológico, físico o hasta en el mismo contraste de diseño entre Batman y sus villanos, pero en el caso de Bane destaca mas por sus similitudes con el hombre murciélago que cualquier otro villano de la galería antagónica de Batman, Bane funciona como el gran enemigo del gran evento no solo porque físicamente puede derrotar a Batman gracias a sus habilidades aumentadas en esteroides, sino también es una amenaza intelectual como no es común en el mundo de las capas, usualmente es siempre el héroe y el protagonista quien piensa fuera del molde para derrotar a sus rivales, por lo que al ver a Bane utilizar a otros villanos para debilitarlo y armar un ingenioso y maquiavélico plan no solo para vencerlo, sino para probar que es mejor que el, es un argumento con gran potencial y al verlo culminar con uno de los paneles mas memorables de la historia con Bane quebrando la espalda de Batman cumplen con el cometido de generar ese gran impacto que seguramente DC comics esperaba que pasara. De los 4 capítulos en mi opinión es este inicial Broken Bat el mas sólido y mejor escrito y es en los siguientes 3 que se pierde un poco de vapor (En esta analogía el comic es un tren… de vapor).

El segundo episodio que tiene el mejor titulo de todos Who Rules the Night, en serio que gran titulo, como es que en 50 años de historia de Batman (en ese entonces) nadie lo había pensado,  por desgracia la historia que debería estar a la par con el gran titulo no lo esta, no porque la premisa principal sea mala ya que la idea de un nuevo Batman que tenga que aprender todo lo necesario sobre la marcha para derrotar al único hombre capaz de superar al original en su propio juego es un concepto bastante atractivo, el problema como suele pasar no son las buenas intenciones sino la ejecución en si. Una queja muy común de este capitulo es el hecho de que Bruce haya elegido como sucesor a Valley sobre el mismo Dick Grayson ya que muchos lo consideran un acto fuera de carácter,  pero en el contexto de la historia la explicación es que solo alguien tan despiadado como Azrael le podía hacer frente a Bane y yo al menos me conformo con esa explicación, con lo que si nunca me he podido conformar es la forma en que Azrael/Batman derrota a Bane, a los escritores les tomo varios números en mostrar a Bane como un hombre meticuloso que no deja nada al azar y en esta sección de la historia la batalla final se ve reducida a algo tan simple como quien golpea mas fuerte, es bastante decepcionante que no pudieran crear un argumento que reflejara el del primer capitulo, aunque debo admitir que el momento en que lo leí por primera ocasión si genero en mi una gran emoción ver al nuevo Batman derrotar a Bane (tenia 11 años por cierto). En contraste de cómo Bane fue establecido anteriormente, es en este segundo episodio Jean-Paul Valley quien recibe el enfoque principal, el establecerlo como el protagonista principal no fue un proceso ciento por ciento exitoso, es posible que se hayan querido ahorrar el desarrollo del personaje en si y asumieron que con el puro nuevo diseño y con derrotar a Bane era suficiente para su aceptación, cabe recordar que la intención inicial era que este fuera un remplazo permanente como una idea para modernizar a Batman y no hace falta aclarar que fracasaron rotundamente en ese aspecto, no se en que momento la gente de DC se percato de que el publico no iba a aceptar a el nuevo Batman y ordeno regresar al status quo pero eso abrió el camino para los siguientes 2 capítulos y una conclusión definitiva de la saga.

¿Quién es este mamarracho y que hizo con mi Batman?

Los 2 últimos capítulos se puede decir son simultáneos tanto en cuestión de la historia como en la forma en que fueron cronológicamente publicados, el primero de ellos Knightquest que sigue al lisiado Bruce Wayne y su proceso físico y mental de recuperación, debe ser el mas extenso de todos (se extiende por mas de 40 libros) y a decir verdad es el mas aburrido, no recuerdo con exactitud si venia incluido en la colección que leí hace muchos años y que fue publicada por editorial Vid o si me salte su lectura por la carencia de acción, pero esta historia siempre la he considerado es mas un apéndice que un componente esencial de la saga, tanto así que en su idioma original es el único tomo que no se encuentra coleccionado. Por otra parte el ultimo capitulo y conclusión titulada adecuadamente Knightsend nos trae entre otras cosas el descenso de Azrael/Batman en un estado mental mas inestable y violento y el regreso de Bruce Wayne a Ciudad Gótica para reclamar el titulo que le corresponde, al igual que en Who Rules the Night el preludio y la batalla final no es tan épica o monumental como uno hubiera esperado y mas bien se nota como un clímax carente de inspiración, quizás porque la creación de este final fue apresurada por mandato editorial o porque casi después de un año de hacer historias asociadas a esta saga ya se habían cansado, el hecho es que la historia finaliza y nos deja al menos la ultima satisfacción de que Batman, el verdadero, salio avante.

¿Y que es lo que podemos concluir de esta larguísima saga tantos años después? Pues bien, aunque muchos fanáticos tienden a ver esta serie con cierto desdén, lo cierto es que tiene bastantes atributos como que nos trajo interesantes personajes como Bane que encontró su lugar en series como Secret Six y que hasta hará su aparición fílmica el año que viene (ignoremos su aparición en Batman & Robin, de hecho ignoremos toda esa película de ser posible) y claro Jean-Paul Valley que aunque muchos ven a este personaje con cierto resentimiento porque es considerado la representación de los arquetipos y modas populares de su tiempo -un antihéroe violento y brutal, que cambio el icónico disfraz por una armadura con un vasto arsenal – no deberían hacerlo puesto que es un testimonio de que al menos en aquella ocasión las voces de los lectores se hicieron escuchar, y si bien el Batman/Azrael no funcionaba como el protagonista principal cuando a este se le ve como parte de un todo como lo esta historia no solo es un personaje interesante sino que también funciona como un contraste entre las tendencias de la época y lo que representa Batman, y ese es el atributo principal, aun con todos los riesgos que asumieron estos libros de este arco argumental siempre respeto la esencia del personaje aun si la intención de un principio no lo era.

Publicado en Reseña | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Wonder Woman Vol.2 #206-210 (Stoned), 2004

Un muy buen arco argumental de la Mujer Maravilla es el que comprende de los números 206 al 210 titulado Stoned, y  que como su nombre lo indica trata de las andanzas de Wonder Woman tras el consumo de hierba y otras drogas recreativas al mas puro estilo Cheech y Chong. Bien, ya que la primera mala broma esta fuera del camino procedemos a hablar en serio del tema.

Tal como aquel otro personaje de DC cómics la Mujer Maravilla es receptáculo de bastantes prejuicios, la mayoría de ellos provenientes ya sea de la serie protagonizada por Lynda Carter o de los Súper-Amigos o en todo caso un desconocimiento total del personaje, esto ocasiona que muchos desarrollen la idea de que Wonder Woman como personaje esta “descompuesto” que necesita ser arreglado y/o modernizado, extrañamente quienes tienen esa idea no solo son algunos lectores sino los escritores a cargo del personaje y entre los intentos de mejora que realizan invariablemente están el cambio de vestuario, el introducir un villano(a) definitivo para ser la contraparte por muchos años (y que su duración suele ser un par de números para luego caer en el olvido) y finalmente el revolver un poco su origen. El resultado de esta cuchareada al personaje es una gran inconsistencia y multitud de contradicciones, si bien esto es común en el mundo del comic con cualquier personaje aun en aquellos de mucho menor longevidad, en el caso de Wonder Woman es mas notorio sobretodo porque al compararla con las otros 2 componentes de la trinidad de DC cómics hay una gran carencia de grandes historias de la Mujer Maravilla. ¿Todo esto a que viene? Pues bien, el caso es que una gran historia de Wonder Woman no tiene porque ser tan difícil y como mejor ejemplo es todo el trabajo realizado por el escritor Greg Rucka. Rucka durante su estancia como escritor de la serie sentó las bases (o retomo las que construyo George Perez y las fortaleció) que todo escritor debería seguir: un componente de mitología sin llegar  a opacar el tono de un libro de historietas, un poco de política y sobre todo un héroe con atributos de gran guerrero y que aunque a diario se relacione con dioses tenga el suficiente carisma para poder acercarse al lector . Es una combinación no muy distinta de lo que hace Marvel con Thor, y el Dios del trueno nunca ha sufrido de problemas de identidad (excepción de aquella vez con todo el asunto de Eric Masterson y Thunderstrike pero eso fue mas producto de la época que nada) por lo que la princesa amazona no debería sufrirlos tan constantemente.

Stoned tiene como base principal de la trama el enfrentamiento entre la Mujer Maravilla y Medusa, este argumento podría aparentar no tener mucha sustancia, ya que el escritor podría limitarse a rehacer el mito de Perseo contra la Gorgona y salir temprano de su día de trabajo por suerte ese no es el caso y en esta ocasión es mas como una versión moderna de la revancha de el campeón representante de Atena Vs. Medusa.

Este sabado por Pay-Per-View

Pero como había mencionado antes en las bases que una historia de Wonder Woman debe tener, los elementos mitológicos no lo son todo en esta historia y Medusa no es el único conflicto a resolver, de hecho una parte muy importante de la trama es maquinada por otro de los villanos de nombre Verónica Cale, un personaje creado por Rucka y que al parecer tras ser utilizado por su creador paso al olvido, lo cual es desafortunado porque era una gran adición al universo de WW como un rival al mas puro estilo de Lex Luthor, Cale es una exitosa empresaria con un pasado de pobreza y diversas tribulaciones que tuvo que luchar en la vida para llegar a la cima y que al verse opacada por la Amazona le genera un gran recelo hacia ella al punto de llegar al odio y por consecuencia la creación de diversos planes para deshacerse de ella, como ven la comparación con Lex no es inexacta, de hecho Greg Rucka nunca oculto que su intención era exactamente esa, pero a diferencia de otros escritores y de políticos, Rucka usualmente cumple lo que promete. Tras los 30 números de la serie Verónica Cale realmente se siente como un némesis a la par de la hija de Hipólita, no se si sea el personaje en si o producto de los escritos (seguramente una mezcla de ambas) pero el único hecho con el que estoy de acuerdo de los detractores de WW es que realmente sufre en el aspecto de los villanos, su galería es bastante pobre y es por eso que un punto mas aun a favor de esta serie en particular es el trabajos de los mismos, desde la bruja Circe hasta una nueva versión de Silver Swan pasando por Medusa, sus hermanas gorgonas y el mismo dios de la guerra Ares todos tienen una gran participación en la trama, es mas, hasta el Dr. Psycho que suele ser un inútil es una amenaza verdadera.

En una pequeña síntesis de lo que pasa en estos 5 números las hermanas gorgonas reviven a Medusa gracias a la magia de Circe obviamente con la intención de matar a WW, pero las gorgonas carecen de las habilidades para poder interactuar en este mundo moderno y para siquiera poder acercarse a su objetivo requieren de la ayuda de Verónica Cale quien al ser la “mujer del año” tiene acceso a diversos eventos sociales como puede ser una cena en la casa blanca a la que coincidentemente la Mujer Maravilla asistirá, Maravilla como la embajadora de Temiscira y una diplomática busca resolver un conflicto sucedido números atrás con el gobierno de los Estados Unidos y en  ese momento es atacada por sus enemigas en un ataque que resulta fallido sobre el presidente (que no se quien haya sido en DC en esos momentos pero creo fue el precursor de Lex Luthor) esto mas un ataque a la embajada de Temiscira que aunque es defendido por Ferdinand (Que por cierto se me olvido mencionar antes que Ferdinand el minotauro cocinero de la embajada es otro gran personaje del elenco acompañante) le cuesta la vida a un niño (Bah, ¿Solo un niño?) lo que desata la ira de WW para arreglar un enfrentamiento a muerte y épico contra Medusa transmitido en cadena internacional y en el cual por las reglas de Ares nadie puede intervenir, es una batalla violenta contra Medusa (que curiosamente y como cualquier otra mujer en los cómics es dibujada como una mujer hermosa(han notado que abro muchos paréntesis, debe ser una enfermedad o algo))  Maravilla para poder terminar el combate decide tomar una medida drástica que si alguna vez vieron cierto episodio de los caballeros del zodiaco seguramente lo vieron venir muchas paginas atrás (¿Entienden? Vieron porque uno no puede ver a Medusa directo a los ojos y por eso Wonder Woman se cegó a si misma como aquel episodio y.. blablabla) y por supuesto nuestra heroína resulta triunfante.

En fin, todo muy entretenido, el arte es muy bien llevado por Drew Johnson quien si no me equivoco fue el encargado del dibujo durante la mayoría de los números escritos por Rucka a excepción de un par de números, igualmente las portadas son realizadas por J.G. Jones quien quizás deban conocer por su trabajo interior en series como Wanted y que su estilo pictórico esta muy a tono con lo que pasa adentro del libro. Por todo lo escrito anteriormente y al notar que no me faltan halagos sobre la serie es obvio la recomendación, además aunque no estoy proponiendo que los futuros escritores de WW plagien o copien lo hecho por Rucka (aunque si los escritores de Daredevil y Batman hacen lo mismo con el trabajo de Frank Miller no suena tan descabellado ) no les haría daño leer estos números y mucho menos les haría a ustedes.

Publicado en Reseña | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario